viernes, 1 de febrero de 2013

BIZCOCHO DE RESTOS



Un día, Eulalia mi sobrina, fue a comer a casa de mi hermana y le llevó un pastel hecho con restos de bizcochos, que había realizado una amiga suya.
La idea me pareció sensacional, para esos días que tienes restos de galletas, repostería. Cualquier cosa dulce sirve. Aunque estén reblandecidos y humedecidos, sirve todo. Es un pastel fabuloso, y además nunca sabe igual, dependiendo de lo que pongamos.


El día que lo hice le puse: una ensaimada que tenía en el congelador, un resto de galletas Digestive, que habían quedado reblandecidas y unos Kelloggs de chocolate que compré y se quedaron abiertos en la despensa.


Ingredientes para un molde de 20 centímetros de diámetro:

3 huevos
165 gr azúcar
170 ml leche
100 ml aceite girasol
125 gr harina
250 gr repostería y restos triturados
1 cucharadita de café de levadura química Royal

Precalentar el horno a 180º y mantecar un molde desmontable de 20 cm de diámetro.
Triturar la repostería hasta que quede como harina


Mezclar la repostería triturada con la harina y la levadura química. Reservar.
Trabajar con un robot de cocina o una batidora de varillas, los huevos y el azúcar hasta blanquearlos a velocidad alta.
Añadir el aceite y la leche, a velocidad media. Cuando se haya integrado, bajar la velocidad al mínimo y cucharada a cucharada ir añadiendo la mezcla de los secos, hasta terminar y que todo se haya mezclado.
Llenar el molde. Golpearlo sobre la encimera para que quede igualado y pasarlo al horno caliente. Cocerlo entre 35 o 45 minutos, dependiendo del horno. Probar pinchando con una aguja, a partir de 35 minutos. Si sale seca ya está hecho.
Sacarlo del horno y dejarlo en el molde durante 10 minutos y luego desmoldarlo y dejarlo enfriar sobre una rejilla.
Lo pincelé por encima con almíbar y lo decoré con fruta fresca: fresones y kiwis. Pincelé la fruta con mermelada de albaricoque calentada y colada por un tamiz.
Lo divertido de este bizcocho, es que dependiendo de los restos que tengáis  el sabor será completamente distinto. Este día tenía gusto a chocolate muy suave.



19 comentarios:

  1. justamente estaba ayer pensando en buscar una receta como esta porque tengo un bizcocho casi entero que no salió muy bueno... gracias!

    ResponderEliminar
  2. Una forma estupenda de aprovechar los restos dulces. Te ha quedado estupendo. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Es una idea fantástica Manu y lo mejor de todo es lo que dices, que cada día sabe diferente. Yo hago un bizcocho con galletas en vez de harina en el microondas que está muy bueno. Probaré a hacerlo también con restos de bollería. Un beso

    ResponderEliminar
  4. de restos tambien salan buenas ideas y buenas elaboraciones como esta de hoy y con la fruta queda genial
    buen finde
    beso

    ResponderEliminar
  5. Eso sí que es reciclar, tiene una pinta estupenda.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué idea más buena!! Te ha quedado genial este bizcocho! Y siendo de sobras, como has dicho, cada vez puede ser sorprendente ^^
    Me ha encantado la idea! :D

    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  7. Te ha quedado realmente fabuloso, además es que no se puede tirar nada, anotado queda que me parece diferente del que yo tengo.
    besos

    ResponderEliminar
  8. Bi quien se imagine que es de restos, es que te quedó precioso!!
    Besitos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  9. Muy buena idea, yo suelo hacer pudding de resto pero me apunto tu receta.

    ResponderEliminar
  10. Doy fe que queda genial . Lo hago con galletas maria , nunca he probado a poner otro tipo de dulceria , pero ahora que tu lo haces, aprovecharé otros restos.
    Biennnnnnnnn , te ha quedado un bizcocho de lujo , casi que en un momentín me acerco que llegaré para la hora de merendar jaja....llevo yo el café ;)
    Besinos guapa, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Quien lo diría que está hecho con restos, tiene una vista estupenda. Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Que bien y encima para aprovechar restos!! Bss

    ResponderEliminar
  13. Para hacer pudding si que lo he hecho pero para hacer bizcochos nunca. Me parece una muy buena idea!!! Buen finde

    ResponderEliminar
  14. Oye que buenísima idea. Aquí no se tira nada y menos si es para crear una delicia como esta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Yo con los restos hago un puding y me parece una idea muy buena lo del bizcocho, además lo has decorado precioso. Un besote

    ResponderEliminar
  16. Me parece una idea fantástica. Tengo restos aún en el congelador de roscón de reyes y unas galletas que hizo mi hija y que no hay quien las coma. Prepararé el bizcocho sin duda, y ya te contaré. Te quedó increíble, y con el añadido de la fruta, un auténtico placer, ¡seguro!.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  17. que buena idea!!! pues yo tengo restos tambien, tomo nota!
    buena semana!

    ResponderEliminar
  18. Manu menuda pinta más rica este bizcochito :O) Muy buena idea besitos

    ResponderEliminar
  19. carolina gonzalez21/10/13

    una idea genial en los tiempos q corren

    ResponderEliminar

Agradezco y espero con ilusión vuestros comentarios, ya que todo ayuda a mejorar.
Si tenéis alguna duda, no dudéis en comentarlo y si está en mi mano, os lo intentaré solucionar.
Los comentarios que sean malintencionados los suprimiré.
Este blog agradece la intención, pero no participa en cadenas de premios