sábado, 28 de febrero de 2015

TARTA DE QUESO FÁCIL FÁCIL



Esta tarta está  en una de mis libretas de postres, de las antiguas. Creo que la receta me la dieron al principio de casada...vamos, hace un montón de años.
Lo hacíamos mucho, porque mis chicos podían participar, cosa que a todos los críos les encanta. 
Es increíble lo bien predispuestos que están en esas edades, se tendría que fomentar, pues su disposición es excelente, aparte de que da gusto verles disfrutar y ensuciarse......
Además, este pastel no necesita ninguna  máquina, solamente un bol y unas varillas manuales. Mas fácil y rápido imposible. Y encima está delicioso.



Ingredientes para un molde de 24 cm de diámetro:

3 yogures naturales
300 gr Spaisequart ( lo encuentro en el Lidl)
1 cuajada
3 huevos enteros
4 cucharadas rasas Maicena ( harina fina de maíz)
10 cucharadas rasas azúcar
70 gr pasas de Corinto
1 vasito cogñac u otro alcohol
1 paquete de obleas para empanadillas

Macerar las pasas con el alcohol una hora. Escurrir bien y pasarlas a una bolsa de plástico con una cucharada de harina, cerrar y remover bien, para que éstas queden uniformemente impregnadas de harina.
Precalentar el horno a 180°
Mantecar un molde desmontable de 24 cm de diámetro y colocar las obleas en el fondo en forma de flor.

En un bol, batir como para una tortilla los huevos, añadir la Maicena, el azúcar y remover bien. Incorporar los yogurs, el Spaisequart, la cuajada y con la ayuda de las varillas manuales mezclar hasta que todo quede bien incorporado.
Pasarlo al molde y éste al horno.
A los 10 minutos, sacar el molde del horno y echar las pasas, unas con mas fuerza que las otras ( para que no queden todas en la superficie), volver al horno y cocer por espacio de 1 hora. Sabremos que está hecho, si al introducir un palillo hasta el fondo, éste sale seco.
Dejar en el molde hasta que se enfríe completamente.
La tarta os quedará mas alta que la de la foto, pues la hice en un molde mas grande.



domingo, 22 de febrero de 2015

PASTA CON SETAS, CARNE Y JEREZ



Hoy os presento un sencillo plato de pasta. Puede convertirse en un plato único ya que lleva carne. Acompañado de un buen plato de ensalada, ya tenéis una comida completa.  
Lo hizo un día una amiga, Ana María y luego, para variar, yo lo he hecho a mi bola, si lee esto, me mata.......
Lo he hecho con carne de ternera, pero igual se puede hacer con carne de cerdo o con pollo. Queda bien con todo y el jerez le da un fondo de sabor distinto y delicioso.
El problema, como siempre es poner las cantidades, ya que la hago a ojo, como casi todas mis recetas. lo que me cuesta poner cantidades. Venga, vamos a intentarlo......



Ingredientes para 4 personas:

3 bistecs de ternera gorditos cortados a tiras delgadas
500 gr de pasta al huevo
1 cebolla grande cortada a lunas finas
un buen puñado de setas secas
jerez seco
orégano
200 ml crema de leche
sal y pimienta
Queso parmessano Reggiano

Dos horas antes de empezar, colocar las setas secas en un cuenco cubiertas con jerez.
Dorar la carne en una sartén grande sin salar. Una vez dorada, sacarla y echarle un pellizco de sal por encima. Reservar.
En la misma sartén, incorporar la cebolla y rehogar a fuego lento hasta que quede bien rehogada, añadir la carne y las setas junto con el jerez, espolvorear con orégano, sal y pimienta. Cubrir con una tapadera y dejar cocer a fuego lento hasta que las setas estén bien cocidas.
Mientras, cocer la pasta al dente. Escurrir y volverlo a poner en la olla, añadir lo que tenemos en la sartén, remover bien y añadir la crema de leche. Rectificar de sal y pimienta. 
Servir con parmessano rallado. 







lunes, 16 de febrero de 2015

BAECKEOFFE



Este es un guiso de Alsacia, muy apropiado para invierno y muy antiguo, ya que explican, que cuando en las casas aún no habían hornos, las mujeres lo preparaban y los hombres antes de ir a faenar, lo llevaban al horno del pueblo, donde el panadero ya había hecho el pan pero el horno aún tenía calor, metían dentro las cazuelas y lo iban a buscar cuando volvían. El guiso ya estaba hecho.
La cazuela con la que se hace este guiso, lleva el mismo nombre, pero como no la tenía, lo he hecho con una de barro.

TERRINA BAECKEOFFE

He visto multitud de recetas, donde puede llevar mas o menos verduras. Pero la base es siempre la misma. Es muy fácil de hacer y el resultado es pura delicia, con una carne que se deshace.
Consta de dos partes:
Un macerado de 12 a 24 horas (lógico en las recetas antiguas, donde las carnes eran duras y necesitaban tiempo para reblandecerse) y una larga cocción en el horno para que todo quede bien cocido.
Puntos importantes a tener en cuenta para su realización:
-La cazuela. Si como es mi caso, no tenéis la auténtica, una de hierro colado, o una de barro puede servir, siempre que tengan tapa del mismo material y que sean resistentes al horno.
-Vino: ha de ser un Riesling, típico de Alsacia.
-La patata: Han de ser de muy buena calidad y especiales para cocer, para que no se deshagan. Yo he usado Kanabec.


Después de hacer este guiso tal como lo explican en recetas originales, mi opinión es: Queda mucho líquido y es muy blanquito, como hervido y mi marido ya arrugó la nariz. Solución: Al echar los ingredientes, añadir unas hebras de azafrán, ya cambiará el color. Una vez hecho., sacar la tapa, pasarlo al fuego fuerte con un difusor debajo y dejarlo cocer para que reduzca el líquido. Y muy importante, está mucho, pero que mucho mas rico, al día siguiente.

Ingredientes:
300 gr paletilla de cerdo 
300 gr paletilla de ternera
300 gr paletilla de cordero
una cucharada de manteca de cerdo
1 Kg de patatas para cocer de muy buena calidad
3 cebollas grandes
1 puerro
3 zanahorias
1 botella de Riesling
10 clavos de olor
15 a 20 bayas de enebro
20 a 25 granos de pimienta
1 hojas de laurel
(unas hebras de azafrán) esto lo he puesto yo, por lo que explico arriba
sal 

El día antes preparar el macerado. Cortar las carnes a cubos de 5 a 7 cm. Añadir una cebolla a lunas, las zanahorias peladas y a dados y el puerro bien limpio y a dados. Regar con el vino e incorporar las especies y el laurel. No echar sal. Dejar reposar un mínimo de 12 horas.
Encender el horno a 180º
Colar la carne guardando el jugo y desechado las verduras y las especies.
Pelar las patatas y cortarlas a rodajas finas
Pelar y cortar las dos cebollas restantes a lunas finas.
En la base de la Baeckeoffe o cazuela que vayamos a utilizar, embadurnarla con la cucharada de manteca. Acostar una capa de patatas en la base, encima una de cebolla. Sobre ella cubrir con la mitad de los tacos de carne. Espolvorear de sal y pimienta negra molida.
Hacer otra capa igual, empezando por patatas, cebolla, carne y terminar cubriendo todo con patatas. Volver a espolvorear de sal y pimienta. Si queréis que os quede con mas color, echarle las hebras de azafrán. Regar con el líquido de la maceración y si no cubre echar agua hasta que casi cubra.
Hacer una papilla espesa de harina y agua y colocarla en el borde de la cazuela para que al poner la tapa ésta quede sellada.
Pasar al horno y cocer por espacio de 4 horas.
A partir de aquí ya viene lo que yo hice, es optativo. Vosotros mismos lo veréis al abrir la cazuela, si hace falta o no cocer para evaporar y espesar el líquido.
Si dejáis reposar de un día para otro y hasta dos días, está muchísimo mas bueno.