martes, 16 de septiembre de 2014

ENSALADA DE PATATAS CON ARENQUE AHUMADO


Se que la manera de presentar este entrante, tipicamente francés, los puristas se pondrían las manos en la cabeza y me dirían de todo, ya que lo correcto es servir la ensalada de patata por un lado y los arenques al lado para que cada comensal se los sirva. 
No me gusta esta manera de presentarlo, ya que la gracia de la ensalada, para mi, es que al estar todo mezclado un buen rato antes, mientras se enfría la patata, los sabores se entremezclan entre si y queda sabrosísima, cosa que no conseguiríamos de la otra manera. 
Ademas, cuando la probé este verano en casa de nuestro amigo Alex, unos amigos suyos franceses la trajeron así y así es como os la explico, ya que Marie-Chris gustosamente me dictó la receta.
Solamente me he permitido añadirle pepinillo, pues me encanta el toque crujiente y avinagrado que le da al conjunto.

Ingredientes para 6 personas:

1 Kl de patatas para cocer de muy buena calidad
1 cebolla roja 
3 pepinillos en vinagre
250 gr de arenque ahumado fileteado y en aceite
Salsa:
5 cucharadas de vino blanco
1 cucharada de mostaza de Dijon
9 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra
sal y pimienta negra machacada

Hervir las patatas con su piel en abundante agua y sal hasta que no encontremos resistencia al pincharlas. Reservar 
Mientras hierven las patatas preparar el resto.
En un bol emulsionar los ingredientes de la salsa. Vigilar con la sal, mejor ser parcos con ella, pues el arenque ya lleva bastante.
En otro bol grande mezclar, la cebolla cortada a lunas finas, los pepinillos a cuadritos, los filetes de arenque cortados por la mitad a lo largo y estos a tacos y la salsa que tenemos preparada.
Cuando la patata aún está caliente, pelar, cortar a cuadros no muy grandes, rociarla con un poco de vinagre y añadirla a la preparación anterior. Mezclar bien y rectificar de sal si fuese necesario. 
Cubrir el bol con film y guardar en la nevera hasta que esté bien fría. 
La primera vez que vine a Olost, hace ya unos 40 años....en calidad de novia de mi marido, fue para presentarme a sus padres, ya que ellos vivían aquí pues su padre era el médico. Lo que mas me llamó la atención, fue una tienda que estaba en la plaza: estrecha, honda y oscura, al menos es así como se conserva en mi memoria, donde vendían desde Aspirinas a alpargatas y productos gastronómicos. Vaya lo que antes era el típico colmado o ultramarinos.
Esto os lo cuento ya que cuando nos sirvieron esta ensalada, al momento me vino a la memoria una caja redonda de madera o "tabal", apoyada entre el suelo y el mostrador donde relucían los arenques en salazón, secos y prensados, llamados aquí "arengades" o "civils"
Mi idea era fotografiar un "tabal" con sus "arengades", pero esto hoy es mas que difícil y entonces me acordé de una tienda de ultramarinos en el barrio del Born en Barcelona, donde los vi un día paseando por allí.
Aprovechando el otro día que baje a Barcelona, me fui allí a fotografiarlos. Esta tienda es muy antigua, del año 1941: "La Ribera" en la plaza Comercial nº11. Una tienda de ultramarinos que no ha cambiado mucho en todos estos años, dedicada sobre todo al bacalao seco.
http://www.laribera.cat/
Aquí, esta sardina de tamaño grande: de 18 a 25 cm. (Sardina Pilchardus)se pesca en Isla Cristina, Andalucía y Galicia. 
En Holanda y el Norte de Europa, las preparan ahumadas y normalmente se conservan en aceite. Se han hecho muy populares y se comen en casi toda Europa. 



jueves, 11 de septiembre de 2014

HELADO DE QUESO DOLCELATTE Y MIEL

El otro día hicimos una cena en casa y mi amiga Deborah nos trajo un helado de queso azul  y miel. Me encantó el contraste de sabores. Yo no tengo heladera y eso que ella me avisó cuando en el Lidl la sacaron a la venta, pero pensé que ya tenía suficientes electrodomésticos pequeños en casa. Le dije que ya se la pediría a ella si la necesitaba. Nos estamos pasando cosas todo el día. Eso es lo bueno que tiene el ser vecinos. Ellos son unos de mis probadores de recetas oficiales.....
Lo he hecho con queso Dolcelatte, ya que me recuerda mucho a Mami, pues a ella le encantaba y siempre había un buen trozo entre su bandeja de quesos. 
Es un queso azul italiano, de la región de la Lombardía. 
"Su nombre significa "leche dulce", y ciertamente tiene un exquisito sabor dulce. Deliciosamente blando, se deshace en la boca como el helado. Creado por Galbani, una empresa famosa por su Bel Paese, el Dolcelatte suele gustar a las personas que encuentran que los quesos azules tradicionales, como el Gorgonzola o el Roquefort, tienen un sabor demasiado robusto y picante."
http://www.mundoquesos.com/2008/06/dolcelatte.html



Ingredientes:
6 a 8 cucharadas de miel
100 gr queso Dolcelatte sin corteza
250 ml leche
250 ml nata para montar 35% materia grasa
4 yemas de huevo

24 horas antes, colocar el bol de la heladera en una bolsa de plástico bien cerrada y guardarla en el congelador hasta el momento de usar. Esto se hace para que no se formen cristales de hielo en el interior.
Al día siguiente:
Calentar la miel al baño María y reservar.
En un bol desmenuzar el queso.
Calentar la leche en un cazo, reservando dos cucharadas.
Batir las yemas, mezclar con las dos cucharadas de leche fría y añadirlo en el cazo con el resto de la leche. Pasar al fuego y remover sin cesar hasta que espese.
Esta mezcla echarla sobre el queso y remover bien para que con el calor, éste se deshaga. Una vez conseguido incorporarle la miel y la nata. Mezclar bien.
Colocar este bol dentro de otro mas grande lleno de cubitos para que la crema se enfríe. Remover de tanto en cuanto.
Una vez fría cubrir con film y guardar en la nevera por espacio de 4 horas.
Colocar el bol que teníamos en el congelador, en la heladera. Enchufarla y ponerla en marcha. Echar por el bocal la crema y dejarla en funcionamiento durante 40 minutos.
Pasar el helado a un recipiente, cubrir con film y guardar en el congelador hasta el momento de servir.
Aquí lo he acompañado con nueces cantonesas.



Fuente:"The perfect Scoop" David Lebovitz
Imprimir receta






lunes, 8 de septiembre de 2014

NUECES CARAMELIZADAS O NUECES CANTONESAS




Tremendo pecado el que os traigo hoy...y....si caéis en la tentación de hacerlas, estáis completamente perdidos!!!! Son totalmente adictivas, no podréis dejar de comerlas. En casa las tengo que esconder, porque si no desaparecerían en un santiamén.
Si sois capaces de no coméroslas, tienen multitud de aplicaciones. Para acompañar helados, nata. Como decoración de pasteles, etc.
Y para acabar de rematarlo y ponerlo aún mas peligroso, son facilísimas de hacer y solo llevan tres ingredientes para su confección. Tremendo no?
Ingredientes:

200 gr de nueces peladas y lo mas enteras posibles
250 gr azúcar
150 gr agua
Aceite de girasol para freír

Hacer un almíbar con el agua y el azúcar. Cuando hierva a borbotones, echar las nueces y cocerlas durante 6 minutos removiéndolas sin cesar para que se impregnen bien del almíbar. Sacar con una rasera y colocarlas en un escurridor.
Mientras calentar el aceite de girasol en una sartén. Cuando este bien caliente, freírlas. IMPORTANTE: hacerlo en tandas para controlarlas, ya que enseguida se ennegrecen. Colarlas para que suelten todo el aceite. Se pueden poner sobre un paño de algodón, pero no las pongáis sobre papel absorbente pues se pegan con el almíbar.
Una vez frías, guardarlas en un tarro hermético.
 




Imprimir receta